El Código del garbanzo

By | 18:06 Deja tu Comentario
Hay personas con las que tenemos mucho trato. Esa frecuencia la marcan los afectos pero también la logística de nuestro día a día. Hay personas que nos encantan y sin embargo no las disfrutamos todo lo que nos apetecería. Metidos en nuestro quehacer cotidiano ni siquiera pensamos en ellas, y luego, cuando reaparecen por un instante, ese momento se convierte en mágico. Pues eso me pasó el otro día con Natalia.
Tomé un café con ella, me sentí mimada porque me escuchó y se interesó por mis cosas. Me reforzó y regaló sonrisas sin control. Cuando nos despedimos le dije que me apetecía leer su último libro y me lo dedicó.

Escribo este post porque me ha impresionado. Me costó unos días arrancar con la lectura, y eso que me apetecía un montón. Ando con bastantes líos y tengo la cabeza que parece un puchero montañés. Cuando no tengo sosiego me cuesta leer porque no me concentro.  Una de estas mañanas de vacaciones me levanté más pronto de la cuenta y empecé a leer el Garbancito, como ella lo llama, sin tener ni idea de que iba. Me atrapó en la tercera página y me lo zampé en una sentada. Ese día ni fui a andar, ni puse lavadoras, ni pensé en que iba a dar de comer a mi familia.

Natalia, el primer sentimiento es de agradecimiento por haber conseguido evadir mi mente durante unas horas y meterme en otra historia. Una sensación  flipante que me gustaría volver a sentir pronto. Describes situaciones, olores, sensaciones de forma exquisita, con matices propios de una persona sensible y observadora. La historia es original, ágil, fresca, actual,… ¡Útil!.  Y digo útil porque porque ofreces, para quien lo quiera coger, un  secreto valioso para romper barreras y ser más generosos con los demás al mirarnos menos al ombligo.
Lo he disfrutado un montón. Me ha sorprendido y lo recomiendo de corazón, sintiendo que hago extensible el regalo que tú me has hecho. Te lo he dicho en alguna ocasión, pero me apetece escribirlo, estoy orgullosa de ti.

Un beso fuerte,
Beatriz


0 comentarios:

Publicar un comentario